Inicio | Boliches | Bares | Restaurant | Agenda | djs | Alojamiento | Cine | Estetica | Shows | Shopping | Turismo | Casinos | Beneficios | Reservas | Menues | Galeria
   Usuario activos: 1 18/06/2019 | Actualizado: 17:52:58   
Turismo >>
Floralis Genérica | Av. Figuero Alcorta 2300
Calificaciones: 0
Tel:

Floralis Genérica
Floralis Genérica
Floralis Genérica
Floralis GenéricaFloralis Genérica
Floralis Genérica
Floralis Genérica

Cuando el arquitecto Carlos Lebrero, presidente de la Sociedad Central de Arquitectos, me pidió que escriba un artículo sobre mi obra ambiental que abarca todo el paisaje de la Plaza Naciones Unidas, ubicada detrás de Museo Nacional de Bellas Artes, sugirió que pusiera énfasis en sketches y detalles de construcción. Los primeros muestran el nacer de un concepto o falta de concepto y su evolución o regresión. Exponen, también, la espontaneidad o el grado de superficialidad en la expresión.
Ambos revelan el nivel del proceso creativo, mental y gráfico de un arquitecto.
Detalles de construcción tienen para mí gran importancia cuando se da al término "construcción" un amplio significado. Construir incluye estructurar un concepto; se revela así el poder de síntesis de todo aquel que intenta crear. Tal poder requiere reducir lo complejo a lo esencial o, más aún, a la síntesis de lo esencial.

Esta síntesis se logra estructurando un sistema que provee un sinnúmero de variaciones, cambios y transformaciones tridimensionales regidos por una ley común, en extremo flexible. Tanto es que cada sistema genera otros en un proceso sin fin. Si no, no sería un sistema sino una forma estéril y sin proyección más allá del sí mismo.
Un ejemplo que sorprenderá muchos es mi evaluación de la torre Eiffel. Es un objeto, no es un sistema estructural, el cual expresa un concepto integral, no significa una suma o un ensamblado de partes. Lo último sólo conduce a su imitación. Fue demostrado en el concurso organizado en Inglaterra para erigir uan torre en Londres, luego del éxito de la obra de Eiffel. El secreto de un estructuralista es definir una ley común y darle contenido para hacerla profética. Actúa como un matemático el que con pocos signos varía con libertad sus valores de manera que obtiene infinitos resultados. Ha creado un sistema. El idioma griego lo define con claridad. La palabra "sistema" significa "completo", "un todo organizado", mientras que un ensamblado de partes para resistir se denomina stenai. Muchos ingenieros y arquitectos que creen concebir estructuras ensamblan las partes de un esqueleto, es decir, adoptan un stenai.
Floralis Genérica, una nueva flor en Buenos Aires, foco de la obra ambiental mencionada, es expresión de dos sistemas unificados. Uno pertenece al sistema de la naturaleza, en nuestro caso una flor. Emulando a Lineo, el incalculable número de sus especies se ha sintetizado en un concepto primario: su género. Este representa "la síntesis de lo esencial". Contiene sólo las constantes, los comunes denominadores de la flora entera. Es la imagen de la flor que todos podríamos visualizar cuando se menciona la palabra flor.El segundo sistema está basado en la construcción de la flor, en definir su estructura universal y en modular sus componentes con miras hacia la industrialización.
En Floralis Genérica, tal variedad de esta se adquiere a través de movimiento, cambios de posición, inclinación de curvas, un simple corte que cambia ángulos y variaciones de altura.
Dos ejemplos: los seis pétalos de la flor tienen el mismo perfil basado en dos arcos de círculos con una tangente común. La variedad se obtiene si uno actúa como un matemático, cambiando un su teorema el valor de los parámetros: el ángulo de giro de cada pétalo alrededor de la articulación en su base, la altura del pétalo y la inclinación de su borde curvo superior. El mismo sistema es adoptado en los cuatro pistilos. Sus curvas y su geometría levemente cónica son idénticas. Solamente varían sus alturas, el ángulo de sus bases y con ello su inclinación, así como la posición del plano vertical que las contiene.
A través de estos cambios, que no modifican el sistema, los pistilos se inclinan, sus curvas parecen diferentes. Recuerdan la libertad de movimiento la informalidad de cuatro amigos que mantienen una conversación distendida. El sistema no se impone, deja que sus personajes expresen su identidad.
Muchos artistas afectados por tradiciones, perjuicios o falta de conocimiento creen que el arte es antítesis de los sistemas. Me pregunto: ¿Qué es la música sino un sistema desde su lenguaje gráfico a sus leyes acústicas-armónicas o de composición?
Col él Mozart compuso 42 conciertos distintos. Su talento estableció diálogos armónicos entre los sonidos emitidos por el sistema piano.

Ir más allá
La concepción tridimensional de esta obra ambiental va más allá de su símbolo y foco: la flor. Se extiende a todo el espacio verde de cuatro hectáreas rodeado por una frondosa arboleda, a la tierra esculpida sensualmente, a un espejo de agua, de cuarenta y cuatro metros de diámetro, a través del cual la flor se asoma inclinada, como gesto de humildad. También, a sus sinuosos senderos que guían a los espectadores con el propósito de enriquecer su percepción visual. Incluye, a la vez, un sereno paisaje, irrigación automática, a iluminación tangencial de los senderos, de una cascada y de la flor.
El arte escultórico deja de ser un objeto para integrarse con el lugar, con la naturaleza y el entorno urbano. Cambia así su entropía, su escala, su concepción, su estructura, sus materiales y su tecnología.

Automatización de la flor.
Su sistema eléctrico contiene un control lógico programable sujeto a expandir sus servicios. Su consola posee un reloj que regula, en forma automática, la apertura y cierre de la flor de acuerdo con una velocidad establecida en minutos, y con horarios predeterminados.
Podrá, así, bañar con luz sensual su cuerpo entero cada luna nueva, celebrar la nochebuena y el comienzo de cada año, o permanecer semiabierta como un capullo anunciando el despertar de la primavera. Simultáneo con su cierre, doce proyectores con lámparas halógenas de intenso rojo proyectarán su color sobre la superficie interior de los pétalos. La flor mostrará su espacio mientras su forma geométrico-estructural exterior se insinuará al ser iluminada con luz tenue por la luna y los proyectores sumergidos en el espejo de agua.
La flor permanecerá dormida en la oscuridad de la noche mientras se siente el latido lumínico de su espacio interior, desde la distancia. También protegerá su salud cerrando sus pétalos cuando la velocidad del viento supere, por un tiempo mayor de sesenta segundos, los 80 km/h.El ángulo de giro descrito por los pétalos se ha fijado en 35° a través de estudios visuales realizados con modelos. Ellos involucran tiempo de giro par que su movimiento sea percibido sin lentitud y sin prisa y para establecer un contraste entre la forma cerrada y la abierta. Dicho ángulo fija la posición de los pétalos bajos con relación al nivel del espejo de agua y al efecto de su iluminación nocturna.
Floralis Genérica actuará como un organismo vivo, mostrará su consistencia y sus caprichos.

Senderos y acera.
La sinuosidad de los senderos alrededor de la tierra esculpida y del espejo de agua sigue una ruta determinada.Una curva aleja los sentidos de la flor para poder observar su estructura y apreciar su escala en relación con el generoso espacio verde que circunda la flor.
La cuva luego se acerca para que los espectadores observen sus detalles, estableciéndose, así, un diálogo entre lo general y lo particular, entre el concepto y ejecución. De pronto, la flor y el espejo de agua se ocultan detrás de una elevación topográfica para aparecer sorpresivamente en el escenario, como si fueran nuevos actores del drama ambiental. En unos instantes los espectadores, sin darse cuenta, habían subido una suave rampa que es parte integral de la tierra. Esta los conduce a una plataforma para mirar desde lo alto el ambiente entero. Es en este momento cuando la flor abandona su papel de Prima Donna y suma, humilde, su voz al coro ambiental.
A la vez, la acera a lo largo de la avenida José Figueroa Alcorta curva su extensa recta y se acera a la flor. Se obtiene así varios objetivos: el peatón goza un cambio visual en su monótono recorrido, se crea un amplio espacio verde, sin interrupción, entre la calle y al flor y lo aleja del intenso tráfico vehicular ofreciéndole así un saludable respiro visual y pulmonar. De esta manera, la acera forma parte de un segmento del sendero sinuoso que rodea el alto nivel de la tierra sobre el que se apoya el espejo de agua y la flor. La anónima acera se transforma. De circulación utilitaria pasa a cumplir, junto con los senderos, el papel de anfitrión.
Muchos de estos acontecimientos facilitan a los lisiados llegar a cualquier lugar de la obra sin exponer sus impedimentos, pues la suave pendiente de todas las rampas les permite hacerlo sin ayuda o pasamos. El mismo concepto se ha adoptado para proteger a la obra del vandalismo. Nadie notará los recursos usados pues constituyen una parte integral del paisaje. Más aún, enriquecen su tercera dimensión.

Las dimensiones de la flor.
En toda concepción tridimensional, la primera medida sienta las bases para todas las demás. En esta obra ambiental, la generosa dimensión del espacio y de su arbolado determinaron la extensión de los cambios topográficos, la dimensión del espejo de agua y el tamaño de la flor, en una secuencia se mayor a menor.

La tecnología aplicada.
Uno de los principios fundamentales del mundo físico nos dice que es erróneo definir una forma al margen del su tamaño, porque cada forma tiene su estructura y cada estructura su escala. La condición más crítica de Floralis Genérica reside en sus altos pétalos, por su movimiento y por estar sometidos a fuertes presiones de viento en distintas posiciones, abiertos, cerrados o en estado activo: algunas veces, el viento intenta llevarse la flor al cielo; otras, sumergirla en el espejo de agua.
Floralis Genérica ha sido sometida a ensayos realizados dentro de un túnel de viento a una velocidad del 160 km/h.Siguiendo el principio estructural de que la rigidez de una forma deba adquirirse por medio de una geometría espacial y a través de la continuidad de su superficie y no por la cantidad de material, los pétalos han sido geometrizados con una doble curvatura que requiere un mínimo de material. Se logra, así, economía de recursos naturales y de esfuerzos, lo que le brinda ética, pureza y verdad estructural.
La estructura interior y la de os moldes que dan forma a las superficies de los pétalos, a sus bordes y a la de los pistilos fue realizada mediante modelos basados en un software que define sólidos tridimensionales. De ellos se "extrae" un programa para proceder al maquinado de una pieza. Dicho modelo tridimensional permite ensamblar una estructura compleja como si fuera un "rompecabezas", evitar interferencias y asegurar una absoluta precisión. Así los planos acotados han sido eliminados.

Prosa y Poesía.
Para definir su anatomía establecí una relación entre prosa y poesía. Por prosa me refiero a su estructura, sus materiales y su tecnología. Por poesía entiendo su mensaje visual, orgánica y simbólico. Vi la flor como se fuera un emblema de la feminidad o Ceres, diosa de la naturaleza. Observé su carácter etéreo, su organismo delicadamente estructural y la elegancia de su economía.
Violando clasificaciones literarias unifiqué prosa y poesía en un avanzado género estructural: el aerospacial, que asegura precisión, liviandad, economía de recursos, elegancia y delicadez, tanto que el recubrimiento de los pétalos de acero inoxidable de alto brillo tendrá 1,3 mm de espesor. Se creó así una unidad conceptual entre lo material y lo inmaterial, lo objetivo y lo subjetivo.

¿Cómo nació la flor? ¿Cómo se definió su nombre?
Hacía tiempo que deseaba concebir una estructura móvil que se abriera, se cerrara o se expandiera. No aspiré a mi máximo ideal de transformación, el proyectar una estructura como si fuera una oruga que se convierte en mariposa.
Un atardecer de verano, trabajando en mi jardín de invierno, un prisma de vidrio de tres pisos de altura, noté que una gran flor roja de la especie Hibiscos comenzaba a cerrarse. Me senté y, sin saber por qué, dibujé una flor geométrica concebida para ser construida a una gran escala. Su arduo y largo trayecto serán narrados luego de la inauguración.
El nombre, fiel al latín, nació al expresar su origen, como síntesis de todas las flores. Al presentar Floralis Genérica en la Academia Nacional de Bellas Artes adopté una narración que repetiré:

En el proceso de elegir el nombre de esta prolífica madre he consultado a sus hijos, crisantemos, malvones y madreselvas, a flores silvestres y de invernadero, a tulipanes, orquídeas, violetas y girasoles, a flores de cien frutales y abejas, picaflores y mariposas. Fueron estos tres intrépidos exploradores de la naturaleza los que me han brindado el más sabio consejo. Al exponer jardines y praderas tienen una amplia visión de la flora; al buscar polen o néctar ven en todas las flores la imagen de una flor genérica. En su homenaje a la naturaleza refleja en sus pétalos brillantes las imágenes de esta, pero, como buena artista, no las imita sino que las interpreta.
Ninguna de ellas se repite, todas se fragmentan por la separación de pétalos. La realidad es así transformada en abstracción. [...] Los días de neblina esfumará su imagen como si ésta fuera una reminiscencia, al amanecer reflejará la luz amarilla y tenue al sol o ruborizará sus mejillas seducida por la luz rojiza de los ocasos.
A la noche recogerá con lentitud sus pétalos para dormir bajo un cielo luna o sin estrellas.

¿Qué consecuencias podría tener una obra ambiental?
Representaría la búsqueda de una totalidad ambiental y el abandono del objeto como arte.
Integraría el arte del hombre con el de la naturaleza.
Introduciría una nueva escala y con ella audaces actitudes y conceptos.Exaltaría el lugar, la participación y el movimiento, el espacio, la luz, y las imágenes en continua transformación.Organizaría espacios urbanos como puntos de referencias, lugares de encuentro, recuerdo, reposo y conversación.
Invitaría al arte escultórico a abandonar su principal albergue, los museos, para integrarse con el entorno urbano. Proveería, así, la voz ausente, la voz que resuene sobre la monotonía edidicia de la ciudad.
Se evolucionaría de un arte estático a uno dinámico, no sólo por su movimiento físico sino por el de sus imágenes. Estas cambiarían cada hora, cada día, cada estación del año.
Imbuiría el conocimiento en la intuición creativa. La forma y el espacio pasarían de lo sentido a lo elaborado a través de sistemas naturales, físicos, geométricos y estructurales. Se estrecharía la brecha entre el arte, la ciencia y la tecnología.
Y nos diría a nosotros, los arquitectos, que el mundo está ansioso por nuevas actitudes, sediento de poesía e idealismo, que rechaza las diarias claudicaciones a las especulación urbana y al urbanismo todavía aldeano. Como consecuencia, las ciudades y los edificios no son más que collages tridimensionales, caos ambientales, éticos y arquitectónicos. Nuestra falta de idealismo y perspectiva hacia el futuro impide satisfacer las necesidades y aspiraciones de una sociedad moderna.Mi misión está basada en una esperanza que alienta toda creación.


Mas Turismo recomendados

Buenos Aires
Buenos Aires | Gobierno de la Ciudad
Calificaciones: 0
Tel:
Buenos Aires es un destino singular, abierto, que integra y permite a quien la visita no sólo contemplar una ciudad sino vivir una experiencia urbana excepcional.
En esta sección se ofrece información para todos los que quieran vivir Buenos Aires: lo que un invitado a comer en la casa de un porteño debe saber, las expresiones más usuales, qué precauciones hay que adoptar, cuáles son las temperaturas máximas y mínimas de cada mes, y mucho más.
Mas Informacion



Casa de la Cultura
Casa De La Cultura | Avenida de Mayo 575 - Monserrat
Calificaciones: 0
Tel:
Monumento Histórico Nacional de 1898
Colectivos: 22, 24, 28, 29, 56, 61, 64, 86, 91, 105, 111, 126.
Subte: línea A, estación Perú.
Mas Informacion



Planetario
Planetario | Av. Sarmiento y Belisario Roldán.
Calificaciones: 0
Tel:4771-6629 / 9393.
Con su sala principal refaccionada y funcionando a pleno, el Planetario de la Ciudad de Buenos Aires “Galileo Galilei” volvió a abrir sus puertas para el disfrute de grandes y chicos. Las opciones van desde funciones del particular “género planetario” hasta observaciones del Sol, estrellas y planetas.
Mas Informacion

Sal De Aventura | Turismo Aventura
Calificaciones: 0
Tel:4712-7323
Mail: info@saldeaventura.com
Viajemos al mejor Spa de aguas termales saladas!No te lo pierdas, te cuento de que consta nuestra AVENTURA?
Mas Informacion


Agenda - Apart Hoteles - Bares - Beneficios - Boliches - Casinos - Cine - Cirugia Estetica - djs - Estancias - Festeja... - Galeria - Gym - Hoteles 5 Estrellas - Hoteles 4 Estrellas - de Alojamiento - Hoteles 2 Estrellas - Hoteles 3 Estrellas - Hoteles 1 Estrella - Inicio - Busquedas - Menues - Mesa-Vip - Peluquerias - Prensa - Reservas - Restaurant - Shopping - Shows - Solarium - Spa - Turismo -
Disney